De lo Histórico a lo Tridimensional

De lo Histórico a lo Tridimensional

* Alessa Alejandra Gómez Cid del Prado
Estudiante de Arte Digital • Universidad UNIPRE
Realizó Prácticas Profesionales en la Coordinación General de Comunicación Social

Vivimos una nueva era tecnológica, heredada de la ilusión y la innovación producida en los 80´s bajo la ideación y las bases de la realidad virtual.

La curva de aprendizaje de un programa de modelado 3D es considerablemente retadora y alguna vez cuando estaba realizando mis practicas de servicio social en el Poder Judicial, surgió la curiosidad de crear con mis propias manos un modelado 3D de alguna estructura de la institución con el objetivo de dar a conocer lo que se puede lograr con la tecnología y software de la industria digital.

¿Pero qué es el 3D?

El 3D es la forma de ver un objeto, un espacio o una escena, teniendo en cuenta sus tres dimensiones: altura, ancho y profundidad. Al dibujar con esta técnica, se conjuga el espacio real con el de los objetos y sus volúmenes, mediante la utilización de los tres ejes coordenados X, Y, Z.

Así que haciendo uso de estos conocimientos que adquirí a lo largo de mi carrera (Animación y Arte Digital). Fue cuando decidí enfrentar el reto de crear el Tribunal Superior de Justicia del Estado de México en 3D.

Conforme fui avanzando me di cuenta que no era para nada sencillo crear las piezas que le iban dando forma a este edificio neoclásico, cada columna de capiteles y fachadas amplias fue un desafio para mi, pero eso lo hacia mas interesante y entretenido, las herramientas que me permitían ocupar el software fueron de gran ayuda para ir moldeando este inmueble.

Poco a poco este proyecto fue convirtiéndose en un vehículo para plasmar toda mi creatividad, ya que fui desarrollando la capacidad de esculpir piezas y figuras desde cero, con un mouse y un teclado, como si estas fueran mi martillo y mi cincel y eso para mi representó una varita mágica que abre la puerta a los confines de la imaginación, aprender a utilizarla me permitió reconstruir esta casa de la justicia.

Todavía queda mucho camino por recorrer, pero de lo que no tengo duda es que nunca terminaré de aprender y sé que la tecnología en pocos años si se sabe enfocar de una manera correcta, responsable y creativa será de gran ayuda para darle al ser humano otra percepción de lo que a veces no alcanzamos apreciar con una simple mirada.

Yo por la Justicia

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Novedades x