Press "Enter" to skip to content

Archivo evita invasión de piojos de libros

0

Prevenir plagas de piojos de libro (Psocoptera Corrodentia), pececillos de plata (Thysanura Zigentoma), termitas (Isóptera) u otros bichos, es el objetivo de la capacitación y asesoría que en materia de conservación recibe el personal del Archivo Histórico del Poder Judicial del Estado de México, por parte de especialistas de la Asociación Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México (ADABI).

El proyecto consta de tres etapas y permitirá que el personal aprenda técnicas avanzadas para la preservación de la documentación de carácter histórico; asimismo establecer metodologías para la catalogación e investigación del acervo.

En la primera fase, los participantes conocieron sobre la introducción a la conservación preventiva en archivos; llevaron a cabo prácticas de higiene general, charolas, cajas, limpieza superficial de expedientes, además del registro de estado de conservación.

El Archivo Histórico, dependiente del Archivo General, resguarda, organiza, clasifica, cataloga, conserva y difunde un importante patrimonio, cuyo documento más antiguo data del año 1583, relacionado con un Juicio Sucesorio Testamentario.

Este sitio guarda además: el libro de Actas de la instalación del Supremo Tribunal de Justicia del año 1825, el juicio en contra de Ignacio Ramírez “El Nigromante” por el delito de imprenta (1850), el mapa que contiene los términos, linderos y parajes en Real de Minas de Pachuca (1770) y el Juicio de deslinde de los pueblos de Acazulco y Santa María Tepezoyuca de Ocoyoacac (1889).

En la capacitación participan: el director José Luis Lechuga Soto y los colaboradores: Ana González Lechuga, Francisco Valdés García, Elihud Álvarez García, Óscar Reyes Reza, Jaime González, González, Saúl González Zavala, Jerónimo López Flores, José Abraham Velázquez Aranda, Armando Garduño Sánchez y Alejandro Hernández García.

Todos ellos aprenderán sobre conservación preventiva, desde manejo de papel de pulpa trapo o pulpa madera, con o sin tinta, así como el cuidado preventivo de piezas por humedad, microorganismos o insectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *